2º.- WATERMARK 30 KTCD NL MEDIDOR HUMEDAD.
HA-300
2º.- WATERMARK 30 KTCD NL MEDIDOR HUMEDAD.
   
INGENIERÍA Y AGUA
1º.-APLICACIONES DEL TITULO DE INGENIERO TÉCNICO AGRÍCOLA.
2º.- WATERMARK 30 KTCD NL MEDIDOR HUMEDAD.
3º.- SENSORES DE HUMEDAD PARA PLANIFICAR EL RIEGO DE JARDINES: abril-septiembre 2.001.
4º.- DISEÑO PISCINAS: FILTROS, TUBERÍAS, CLORACIÓN.
5º.- RIEGO POR ASPERSIÓN Y GOTEO.
6º.- MEDICIONES, DESLINDES Y AMOJONAMIENTOS.
7º.-CONTENIDO DE PROYECTOS, INFORMES, LEGALIZACIONES Y MEDICIONES. PLIEGOS DE CONDICIONES Y ESTUDIO BÁSICO DE SEGURIDAD.
Enlaces
MEDIDOR DE HUMEDAD
WATERMARK 30 KTCD NL
DE IRROMETER
imagen
MEDIDOR DE HUMEDAD WATERMARK
PEDRO MIGUEL Urzainqui
INGENIERO TÉCNICO AGRÍCOLA
proyectos e instalaciones de riego
APDO.CORREOS 2160 31080 PAMPLONA
MÓVIL 636-513780 correo electrónico urzainqui@retena.net
LA MEDICIÓN DE LA HUMEDAD DEL SUELO
El suelo actúa como un depósito en el que se almacena el agua entre riegos o lluvias, de manera que las plantas dispongan de ella según la vayan necesitando para su desarrollo.
La finalidad de utilizar sensores para medir el agua del suelo es la de dar un mayor conocimiento de cómo se va consumiendo en los diferentes puntos de la finca, de manera que puedan programarse mejor los riegos y evaluar correctamente la verdadera efectividad de las lluvias.
Leyendo los sensores 2 veces entre un riego y el siguiente se puede obtener, con el tiempo, una idea bastante exacta de este proceso y llevar a acabo un plan de aplicación del agua capaz de satisfacer las “necesidades” del cultivo. Esto elimina las estimaciones y puede conducir a ahorros de agua, menores costos de bombeo y a la eliminación de los lavados excesivos de Nitrógeno debidos a riegos demasiado copiosos.
El WATERMARK mide la fuerza que hacen las plantas para extraer agua del suelo. Está formado por los sensores, que se dejan colocados en la parcela, y el medidor, que es una pantalla de lectura, una sirve para todas las parcelas.
Los SENSORES son unas cápsulas pequeñas, y por lo tanto difíciles de ver por intrusos a la propiedad. Contienen arena silícea y electrodos embutidos en una malla de acero inoxidable, ello asegura el contacto permanente de las arenas con el complejo del suelo.
SITUACIÓN DE LOS SENSORES WATERMARK
-Riego por surcos o por inundación:
Los sensores se sitúan en el último tercio del recorrido, por ser ésta la zona de menos penetración del agua y peor regada.
Frutales: los sensores se deben colocar al Suroeste del tronco, por ser esta la zona más caldeada por el Sol.
-Riego por aspersión:
Generalmente la distribución del agua es mejor, aunque pueden existir grandes diferencias de penetración del agua debido a diferentes tipos de suelos, a capas más o menos permeables y a la topografía del terreno. Los sensores se deben colocar de acuerdo con estas variaciones.
-Riego con pivot:
Los sensores se colocan en 4 ó 5 puntos a lo largo del ala. Hay que asegurarse de que existe suficiente número de
estaciones de sensores para obtener un buen conocimiento general del campo.
-Riego localizado: los sensores se deben emplazar en el bulbo húmedo.
En estos casos también deberán tomarse numerosas lecturas para obtener una buena idea global del campo o del bloque de riego y de sus variaciones de suelo, debiendo considerarse los diferentes tipos de suelo de la parcela.



PROFUNDIDAD DE COLOCACIÓN DEL SENSOR WATERMARK.
Depende de la profundidad de las raíces del cultivo, que a su vez depende de la profundidad y textura del suelo.
El criterio adecuado es el de situar los sensores en la zona radicular efectiva.
-Cultivos de enraizamiento somero: (menos de 35 cm) es suficiente un sensor.
-Cultivos de enraizamiento profundo: (cereal, vid, árboles) se debe medir la humedad al menos a dos profundidades.
Para quien utilice sensores por vez primera, el fabricante recomienda colocar un número suficiente de estaciones en una zona pequeña de manera que se acostumbre a obtener una visión exacta del conjunto. Seguidamente deberá realizar lecturas con regularidad a lo largo de todo el periodo vegetativo para conocer cuales son los comportamientos normales.
INSTALACIÓN DEL SENSOR WATERMARK SEN-W5SS
1.-Empapar los sensores en agua de riego durante la noche. Colocar siempre los sensores bien humedecidos.
2.-Utilizando un tubo de hierro de D. 7/8’’realizar un orificio en el suelo hasta la profundidad deseada.
En suelos muy densos o de textura muy gruesa, practicar un orificio algo mayor (25-30 mm) y luego rellenar la holgura con una papilla de barro.
Para asegurar el correcto funcionamiento del sensor es imprescindible que quede perfectamente ajustado al orificio. La forma ideal de crear el orificio es mediante la herramienta de instalación. Ésta hace un orificio de mayor diámetro que el sensor menos en el extremo inferior donde crea un orificio exactamente con el diámetro del sensor.
3.-Llenar el orificio con agua e introducir el sensor hasta que llegue al fondo. Para realizar esta operación, puede empujarse con un trozo de tobo de PVC de 20 mm.
4.-Rellenar el orificio con una papilla de barro para eliminar cualquier bolsa de aire.
5.-Si se desea puede dejarse colocado en el orificio el tubo de PVC pegándolo al sensor. Se pasan los cables del sensor por el del tubo y se sujetan a la parte superior.



6.-Ésto facilita la extracción del sensor en cultivos anuales. Para extraer el sensor el suelo estará húmedo. NUNCA se debe extraer el sensor estirando de los cables. En caso de sensores profundos excavar para extraerlos.
7.-Una vez retirados, los sensores se deben lavar y dejarlos secar para su buena conservación durante el invierno, en una bolsa de plástico.




MANEJO DEL MEDIDOR WATERMARK
1º.- Conectar las pinzas a los cables del sensor, pulsar READ, aparece (--), volver a pulsar READ. La lectura será inmediata y permanecerá en pantalla 60 segundos, mientras el usuario la memoriza o apunta.
2º.-Para comprobar la escala de la temperatura (ºC ó ºF) y la temperatura asignada al suelo, pulsar TEMP. Alternativamente aparecerán la temperatura y la escala.
3º.-Modificar los grados de temperatura asignada al suelo: pulsar simultáneamente y mantener pulsados READ y TEMP. La temperatura se incrementará hasta 40 ºC, alcanzado este nivel vuelve automáticamente al mínimo, 12 ºC, aumentando de nuevo. Durante este proceso se puede cambiar el sentido del incremento dejando de pulsar READ (manteniendo TEMP pulsado) y volviendo a pulsar READ.
La temperatura del suelo afecta en un 2% por cada grado centígrado, que ha de compensarse en la lectura obtenida. Esta variación no resulta crítica durante un periodo de lecturas, y se utiliza como variación estacional, cuando en primavera está alrededor de los 16ºC y en verano supera los 23ºC.
4º.-Para programar la escala de la temperatura (ºC ó ºF) del suelo pulsar y mantener pulsado READ y a continuación pulsar TEMP hasta que aparezca la escala deseada.
5º Para comprobar el funcionamiento del medidor, pulsar READ, poner en temperatura del suelo 24ºC y pulsar READ y TEST a la vez, manteniéndolos pulsados. Durante esta operación aparecerá en pantalla la lectura 100(pudiendo variar entre 95 y 105). Si la lectura oscila entre esas cifras el medidor funciona correctamente. Durante esta operación las pinzas no se deben estar tocando ni conectadas al sensor.

LA GESTIÓN DEL RIEGO CON WATERMARK

La clave de la buena gestión del riego es el usuario. Si dedica el tiempo preciso a leer regular y frecuentemente (entre 2 y 3 veces entre cada riego) los valores de los sensores dan una imagen viva de lo que realmente está pasando en la zona radicular. Las lecturas se pueden llevar a un gráfico para cada estación observada a fin de apreciar la tendencia general de la zona estudiada.

Según la textura del suelo las lecturas corresponden aproximadamente a :
0 - 10 centibares Suelo saturado
10 - 30 centibares Suelo con suficiente humedad, excepto suelos de arena gruesa que empiezan a secarse.
30 - 60 centibares Margen para iniciar el riego excepto en suelos muy arcillosos
60 - 80 centibares Margen para iniciar el riego en los suelos muy arcillosos
más de 80 cb El suelo se está secando peligrosamente.

Cada caso será distinto por los diferencias de cultivo, suelo, clima... Quizás sea más importante apreciar la diferencia entre varias lecturas consecutivas, que el valor de la lectura en sí. Es decir, descubrir con qué rapidez aumentan las lecturas. Si las lecturas aumentan lentamente, el suelo se estará secando poco a poco. Pero si se incrementan con rapidez, implicará una pérdida rápida en la humedad disponible. Esta información ayuda a decidir en qué momento regar.

Utilizando sensores a dos o más profundidades de la zona radicular se aprende cuando hay que regar. Si el sensor más superficial indica sequedad, mientras el más profundo marca la existencia de humedad suficiente,
pueden aplicarse los riegos en ciclos más cortos (mayor frecuencia y menor volumen) para humedecer la parte superior del sistema radicular. Si el más profundo indica falta de agua, se darán riegos más copiosos, capaces de humedecer estos niveles del terreno. Así se aprecia la efectividad del agua aplicada después de un riego.




AGUA
BIEN ESCASO
DARLE BUEN USO

BIEN IMPRESCINDIBLE

EN SUELOS ARCILLOSOS
REGAR CON EL AGUA IMPRESCINDIBLE


VENTAJAS
AHORRO DE AGUA

SUELO
SIN ENCHARCAR
SIN COMPACTAR

SANIDAD VEGETAL
MENOS ENFERMEDADES POR HONGOS, NO HAY ASFIXIA RADICULAR


SENSORES DE HUMEDAD PARA PLANIFICAR EL RIEGO DE JARDINES: Abril-Septiembre 2.001

Pedro-Miguel Urzainqui. Ingeniero Técnico Agrícola.


PALABRAS CLAVE: jardines sin automatizar; areas de descanso e hidrosiembras en taludes de carreteras; sensores de humedad; medidor de electrónico de humedad; profundidad de raíces; lectura directa.

INTRODUCCIÓN: Las precipitaciones en la Comarca de Pamplona son abundantes, por encima de los 900 mm anuales de media, 40 mm durante los meses de julio y agosto, siendo las primaveras húmedas.
La mayoría de los jardines públicos de la Comarca de Pamplona tienen instalados sistemas para el riego automático. Sin embargo quedan algunos a los que no ha llegado esa técnica por diversas causas; por ello el riego lo lleva a cabo un operario municipal o de una empresa de jardinería conectando una manguera a una boca de riego.
Eso crea conflictos en las empresas de jardinería al tener que distribuir su personal en épocas de máxima demanda de servicios de mantenimiento de jardines y de mayor escasez y carestía del agua: de mayo a septiembre; más aún cuando la zona a regar es un área de descanso o un talud de carretera o autopista a donde no llega acometida de agua, y esta hay que llevarla en camiones y la empresa de jardinería pone el agua.

En todos estos casos es de capital importancia conocer el momento hídrico de cada parterre para disponer de personal, vehículos y agua.
Sabido este dato se podría ahorrar gasoil, agua y destinar el personal a otras tareas. Incluso más que ese dato la evolución del suelo respecto al agua: tiempo que tarda en perder la humedad aportada y/o agua necesaria para mantener un nivel hídrico adecuado.

INSTRUMENTAL EMPLEADO:

SENSORES DE HUMEDAD, formado por dos electrodos embutidos en una matriz de arenas finas que facilitan el contacto con la humedad del suelo, para usar con el medidor de humedad SEN-W5SS.

Medidor electrónico WATERMARK 30-KTCD-NL, de IRROMETER indicado para medir la humedad del suelo y controlar la frecuencia y dosis de los riegos. Percibe la señal del sensor SEN-W5SS. Un medidor permite realizar las lecturas de todos los sensores disponibles. Conexión mediante pinzas cocodrilo.
Lectura digital de 10 a 200 centibares

Estos instrumentos tienen como antecesor al tensiómetro de punta cerámica, cilindro hueco

de plástico trasparente relleno de agua que es cedida o es tomada al/del suelo según la humedad del mismo. La fuerza con que el suelo atrae esa agua se refleja en un vacuómetro en centibares. Su margen de medida es mucho menor que la del WATERMARK, la punta cerámica no debe tocarse con las manos, pues la grasa corporal crea zonas por las que el agua no circula y las lecturas obtenidas son erróneas. Por otra parte hay que vigilar que no se quede sin agua el cilindro.
El antecesor inmediato del WATERMARK 30 KTCD NL es el WATERMARK, al que se le introduce la temperatura del suelo girando un dial en lugar de pulsar sucesivamente los dígitos hasta que sale la temperatura deseada.
El sensor SEN-W5-SS tiene su origen en los bloques de yeso de transferencia eléctrica. Bloques de yeso con dos electrodos embutidos en su masa y que dan la humedad en función de la resistencia eléctrica entre los electrodos.

PLAN OPERATIVO: con el fin de aquilatar esos límites y poder planificar medios humanos y materiales, se puso a disposición de JARDINERÍA EKILORE, de Mutilva Alta (Navarra),dos sensores de humedad SEN W5SS y un medidor WATERMARK 30 KTCD NL.

INSTALACIÓN:se instaló un sensor en la mediana de la Av. de San Jorge y en un parterre en la Pza. Juan XXIII ambos en Pamplona.
La mediana está formada por seto de durillo (Viburnum Tinus) y cesped. El parterre consta de cesped, un roble joven y un macizo floral en un extremo. El suelo es arcilloso en ambos. Los sensores se colocaron a nivel radicular.
Se practicó un surco con la profundidad de las raíces, unos 10 cm, en un extremo de él se colocó el sensor húmedo, por él se condujo el cable con los terminales hasta los adoquines limitadores de la mediana y parterre y se cubrió los terminales con un trozo de tubo de PE de 20 mm doblado sobre sí mismo y dejando a la vista la parte doblada.

TOMA DE LECTURAS: se planificó tomar lecturas con el medidor de humedad cada 4 días desde el 17 de marzo hasta el 20 de septiembre.

Evolución de las lecturas: Se inició la toma de lecturas con el precedente de un invierno sin lluvias desde diciembre, por lo que los sensores se secaron rápidamente y las lecturas leídas fueron creciendo durante las tres primeras lecturas.
Abril y mayo trajeron lluvias suficientes coma para evitar suministrar riegos, como así lo fue reflejando en su led el WATERMARK 30-KTCD-NL.
Junio por el contrario fue un mes seco y eso se vió corroborado por las lecturas tomadas con el WATERMARK. Sin embargo las lluvias caídas los meses precedentes crearon una reserva en esos suelos arcillosos y se pudo distanciar los riegos, dándolos con una frecuencia de 10 días, a pesar de los índices tan altos leídos en el WATERMARK.

El mes de julio también se presentó seco y así lo fueron reflejando las lecturas tomadas con el WATERMARK, aunque tuvo periodos de tiempo fresco acom-pañado de alguna llo- vizna, principalmente durante la primera quincena del mes, lo que propició dar fiesta durante esos días a los encargados de las zonas estudiadas, regando ambas zonas el día 5 y posteriormente el día 17. Durante este mas los riegos pasaron de dos a la semana en 1.999 a ser semanales en 2.000.

Durante el mes de agosto las lecturas han sido altas y como consecuencia se dió un aumento en los riegos que han pasado a ser tres cada dos semanas en vez de uno a la semana como en el mes de julio. Las altas temperaturas y abundancia de días de sol han ocasionado una mayor evapotranspira-
ción, y así lo han reflejado las lecturas
El mes de septiembre, hasta el día 20, fecha límite de la experiencia, las lecturas han sido menos altas a causa de un menor número de días soleados y temperaturas más bajas, y también ha habido la falta de lluvias, por lo que la presión del calor también ha bajado. No obstante se ha seguido suministrando 3 riegos cada 2 semanas ante la escasez de agua.

EN RESUMEN:
1º El número de riegos ha bajado de 27 riegos dados en 1.999 y años precedentes, a 17 riegos este año.
2º Se ha dispuesto del personal de manera más adecuada a las necesidades del mismo y de la empresa.
3º De cara al próximo año se seguirán realizando más experiencias de este tipo en otras zonas de la geografía Navarra.

20 junio 2006
SENSOR DE HUMEDAD
SEN W 5 SS DE
IRROMETER
Imagen
 
urzainqui@galeon.com
Para más información
urzainqui@ono.com